ir al contenido
🔴

El hombre que enriqueció vendiendo piedras como mascotas en los años 70

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Durante los años 70, Gary Dahl transformó una broma en la idea millonaria 'Pet Rocks' (mascotas de piedra), que ganó más de 15 millones de dólares. Cada piedra, seleccionada en playas mexicanas, se vendía con manual de instrucciones humorístico por $3.95, lo que resultó en un éxito comercial masivo.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

En un insólito giro de la creatividad y el marketing, un redactor publicitario independiente de nombre Gary Dahl transformó una broma etílica en una idea millonaria durante el auge económico y cultural estadounidense de los años 70. El producto, bautizado como 'Pet Rocks', o piedras mascota, desató una fiebre consumista que llenó los bolsillos de Dahl con más de 15 millones de dólares.

Dahl concibió la idea de estas inusuales mascotas una noche mientras bebía con amigos, lamentándose de las responsabilidades que acarreaban los animales domésticos. A la mañana siguiente, con sobriedad pero no menos ingenio, tomó las riendas de su ocurrencia y preparó las piedras para su venta. Cada una era seleccionada de playas mexicanas y presentada en una caja de cartón con heno, acompañada de un manual de instrucciones cargado de humor.

Inyectando aproximadamente 3.000 dólares en una ingeniosa campaña publicitaria, que simulaba las estrategias utilizadas para promocionar mascotas de carne y hueso, Dahl creó una expectación que resultó en un éxito comercial arrollador. Con anuncios en televisión, radio y prensa y con un precio de 3,95 dólares por unidad, las Pet Rocks se convirtieron rápidamente en el juguete de moda, haciendo que Dahl vendiera millones de unidades.

La excentricidad del concepto inspiró incluso imitaciones y productos derivados, como el 'Pet Moss' y el 'Pet Dung'. La fama de Dahl y sus piedras fue tal que, ademas de llenar su cuenta bancaria, el cambio de estilo de vida fue notable: canjeó su modesto coche por un Mercedes-Benz y su pequeña cabaña por una mansión con piscina.

Este fenómeno comercial es recordado como uno de los más extraños y lucrativos de la historia reciente, demostrando cómo una simple idea, con la dosis correcta de creatividad y humor, puede convertirse en un éxito masivo.

Más reciente

Paseo a la costa terminó en tragedia

Paseo a la costa terminó en tragedia

Sandra Villarreal Páez murió en un accidente vial en la vía Plato-Pueblo Nuevo. Su hijo Juan, conductor, chocó contra un puente y el carro se incendió. Ambos hijos sobrevivieron con heridas y las causas del accidente están siendo investigadas.