ir al contenido
🔴

La deuda del sector salud en Colombia supera los $6,6 billones y pone en riesgo su sostenibilidad

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

La deuda acumulada del sector salud en Colombia supera los $6,6 billones, lo que amenaza la sostenibilidad del sistema. Las Entidades Prestadoras de Salud (EPS) más endeudadas son Emssanar, Famisanar y Nueva EPS. La insuficiencia de financiación es un factor destacado en la crisis.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

La deuda del sector salud en Colombia supera los $6,6 billones y pone en riesgo su sostenibilidad

En un reciente foro organizado por la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), emergieron alarmantes cifras sobre la situación financiera del sector salud. La Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (ACEMI) reveló que la deuda acumulada por las EPS (Entidades Prestadoras de Salud) alcanza los $6,6 billones hasta diciembre de 2023, una suma que pone en tela de juicio la viabilidad del sistema de salud del país.

El reporte de ACEMI apunta a la UPC (Unidad de Pago por Capitación) como factor insuficiente en la financiación de los servicios de salud. Entre las EPS con más alta deuda se encuentran Emssanar, acumulando $1,1 billones, seguido de cerca por Famisanar y Nueva EPS, cada una sobrepasando el billón de pesos en obligaciones financieras. EPS Sanitas no se queda atrás, rozando el billón con $992.843 millones. Otras entidades como Asmet Salud y Salud Total expresan cifras también preocupantes, de $784.728 millones y $638.204 millones respectivamente.

Según Mario Cruz, vicepresidente técnico de Acemi, las EPS dependen de fuentes de financiación endógenas y exógenas. Sin embargo, el acceso a mercados de crédito está limitado, lo cual complica aún más el panorama. "En el contexto actual, son pocos los inversionistas dispuestos a capitalizar estas entidades", señaló Cruz.

Cruz resaltó que de las 24 EPS evaluadas nacionalmente, solamente ocho cumplen con el indicador de inversión de reserva. La demora del Gobierno en la asignación de fondos, entre otros factores, ha derivado en un déficit que mina la capacidad financiera de las EPS, añadiendo un detrimento de $5,5 billones al sistema.

En su conclusión, Cruz hizo un llamado a llevar el debate más allá de lo técnico y concretar decisiones políticas para asegurar la sostenibilidad del sistema. Un debate que sin duda debe escalarse a altos niveles gubernamentales para evitar un colapso inminente del sistema de salud colombiano.

Más reciente