ir al contenido

La inflación redefine los hábitos de consumo en Colombia durante el 2024

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

La inflación en Colombia alcanzó el 7,16% en 2024, impactando el poder adquisitivo y los hábitos de consumo. Alimentos esenciales se han vuelto más caros, lo que ha llevado a los ciudadanos a priorizar precio sobre calidad. El gobierno debe implementar medidas para contrarrestar estos impactos.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

La inflación redefine los hábitos de consumo en Colombia durante el 2024

El poder adquisitivo de los colombianos se ve afectado significativamente por la situación inflacionaria del país, lo que ha llevado a cambios marcados en los hábitos de consumo. El Dane reporta que la inflación interanual en abril de 2024 alcanzó el 7,16%, con una variación mensual del 0,59%, siendo los alimentos y bebidas no alcohólicas el sector más afectado con un incremento del 1,16%.

Un reciente estudio realizado por LookApp destacó que la carne de res, el pollo, las frutas y los lácteos son los productos que han registrado mayor aumento en sus precios, incidencia que ha provocado una alteración en los hábitos de compra de los ciudadanos. De los 400 encuestados en principales ciudades, un 73% tuvo que modificar su consumo habitual, mientras que sólo un 27% mantuvo su dieta sin grandes variaciones.

Los resultados del análisis indican que la lista de alimentos más consumidos está encabezada por los huevos, arroz, pollo y papa, en tanto que el chocolate, harina, café, pescado y yuca sufrieron una notable caída en su demanda. Esto sugiere que la frecuencia de consumo de ciertos productos está directamente relacionada con su costo.

El 84% de los consumidores percibe que los precios no han disminuido en los últimos meses, y desconocen notablemente que alimentos como los huevos, la papa y el plátano han reducido su valor. Por otro lado, un 49% de los participantes sienten que su poder adquisitivo ha disminuido desde el inicio del año, lo que resalta la precariedad económica que vive la población.

Los consumidores están eligiendo sus productos primando el precio sobre la calidad y la marca debido al contexto inflacionario. Estos desafíos económicos ponen de relieve no solo las dificultades que enfrentan las familias colombianas, sino también la necesidad imperativa de que los responsables de las políticas públicas implementen estrategias efectivas que contrarresten el impacto de la inflación y mejoren la calidad de vida en el país.

Con comida básica volviéndose más cara, se torna esencial para el gobierno atender esta dinámica de mercado y prestar apoyo a quien más lo necesita, así como tomar medidas que impulsen el crecimiento económico.

Más reciente