ir al contenido
🔴

La pionera del aire: Conozca a la única mujer tripulante de Black Hawk en Colombia

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Karen Cecilia Portilla Upegui, a los 27 años, es la única mujer en Colombia que es parte de la tripulación de los helicópteros UH-60 Black Hawk del Ejército. Su logro, en una carrera militar predominantemente masculina, simboliza la superación y cambio.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

En una reveladora entrevista, se dio a conocer la historia de Karen Cecilia Portilla Upegui, la única mujer en Colombia que hace parte de la tripulación de los emblemáticos helicópteros UH-60 Black Hawk de la Aviación del Ejército. A sus 27 años, la cabo segundo ha roto moldes y se ha convertido en un símbolo de superación y cambio en un ámbito tradicionalmente dominado por hombres.

Contrario a lo esperado, "La edad no ha sido un límite para Portilla Upegui, quien ha alcanzado este logro en un período relativamente corto dentro de su carrera militar", expresó con sorpresa la persona encargada de realizar la entrevista.

Desde muy joven, la cabo Portilla, oriunda del Valle del Cauca, soñaba con formar parte del Ejército, inspirada por los comerciales televisivos que solía ver en su infancia. Esos mismos anuncios que mostraban una visible ausencia femenina en roles de combate, despertaron su curiosidad y determinación por cambiar el statu quo.

"El que tenga miedo a morir, que no nazca", bromeó la militar al comentar sobre el coraje necesario para afrontar los desafíos de su profesión. Portilla, que se unió a la Aviación del Ejército hace tres años, siente un orgullo especial por su rol único como tripulante, una posición que implica un gran honor y responsabilidad.

La vida de la cabo segundo Portilla se caracteriza por su movilidad constante; su hogar es donde la necesiten, ya sea para evacuar heridos, transportar detenidos o entregar suministros a soldados en lugares remotos de Colombia. Su base habitual es Tolemaida, donde espera órdenes y se prepara para futuras misiones.

"Ser la primera mujer tripulante de un equipo de combate representa haber superado todos los límites y estándares," afirmó con convicción. Portilla ve su logro como un avance para todas las mujeres en el Ejército, y su ejemplo apunta a cerrar la brecha de género en el ámbito militar. "Yo he ido cerrando una brecha, ayudando a las mujeres que vienen detrás, dando buen ejemplo, demostrando berraquera y entusiasmo," puntualizó la cabo, quien con entusiasmo asegura que si ella pudo, otras también pueden seguir sus pasos.

Más reciente