ir al contenido

Los peligros de dormir con el celular bajo la almohada

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Los expertos alertan sobre los riesgos de una práctica común: colocar el teléfono móvil bajo la almohada al dormir. A pesar de parecer inofensiva, esta rutina esconde peligros que no debemos pasar por alto.

Riesgo de incendios y sobrecalentamiento

El mayor riesgo es el potencial de incendio. Las baterías de los móviles, especialmente las de iones de litio, son propensas a sobrecalentarse. Esto se puede agravar cuando el teléfono se carga durante la noche o si queda bajo la almohada, donde la ventilación es escasa.

Los fabricantes aconsejan mantener los dispositivos lejos de las camas para prevenir sobrecalentamiento y prolongar la vida útil del aparato.

Interrupción del ciclo de sueño

La exposición a la luz azul de las pantallas puede interferir con la producción de melatonina, afectando la calidad del sueño. La cercanía del teléfono incita a revisarlo constantemente, interrumpiendo el descanso.

Consecuencias para la salud mental

El uso del celular antes de dormir también puede incidir en la salud mental. La necesidad de estar siempre conectados puede llevar a ansiedad y estrés. Recibir mensajes negativos o sentir la obligación de responder a cualquier hora puede perjudicar el bienestar emocional.

Efectos a largo plazo en la salud física

Algunos estudios sugieren posibles vínculos entre la radiación de los móviles y diversos problemas de salud. El Departamento de Salud Pública de California advierte que dormir con el celular cerca puede incrementar el riesgo de tumores y otros problemas de salud, aunque la evidencia aún no es concluyente.

Medidas preventivas y recomendaciones

Para mitigar los riesgos, es recomendable dejar el celular en un lugar ventilado durante la noche y limitar su uso antes de acostarse. Apagar el dispositivo puede contribuir a un descanso ininterrumpido y aplicaciones de control pueden ayudar a reducir la dependencia nocturna del móvil.

Más reciente