ir al contenido

Los psicólogos y psiquiatras mantendrán su relevancia frente a la IA

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Un nicho profesional resiste la embestida de la automatización: los psicólogos y psiquiatras se mantienen firmes en su labor, irreemplazable por la inteligencia artificial (IA). En un mundo donde múltiples profesiones se ven amenazadas por el avance tecnológico, aquellos dedicados a la salud mental conservan la tranquilidad de saber que, por ahora, su trabajo sigue siendo esencialmente humano.

Durante un reciente evento organizado por Medea Mind junto al Colegio Oficial de la Psicología de Madrid, destacados expertos en salud mental debatieron sobre el impacto de la IA en su campo de especialización. Entre las principales conclusiones, se destaca que la gestión administrativa podría beneficiarse de la automatización, según opinó el 68% de los 100 profesionales sondeados.

Las preocupaciones, sin embargo, giran en torno a la seguridad de los datos personales en un entorno digital creciente, con un 87% de los encuestados alertando sobre el riesgo a la privacidad. Mientras tanto, experiencias como la de un joven asistente legal en Carolina del Sur revelan una inclinación por abrirse emocionalmente a ChatGPT en ausencia de su terapeuta; una situación que Bloomberg ilustra como un paliativo, pero no un sustituto del trato humano experto.

Este fenómeno subraya la diferencia esencial entre la máquina y el ser humano: la empatía y comprensión profunda necesarias en la terapia. Somos Psicólogos, una organización española, enfatiza que si bien la IA puede asistir y complementar, la relación terapéutica y la experiencia humana no tienen reemplazo.

La IA, gobernada por patrones y algoritmos, choca contra la complejidad y autenticidad de la experiencia humana. El entendimiento individualizado, la adaptabilidad y la respuesta flexible que caracterizan a los psicólogos son, por el momento, habilidades fuera del alcance de cualquier inteligencia artificial.

Más reciente