ir al contenido

Metrolínea se quedó sin buses a pesar de los giros efectuados para reparar la flota

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Durante una jornada de protesta efectuada el pasado viernes, los trabajadores sindicalizados de Metrolínea le hicieron un llamado tanto al gobierno de la Alcaldía de Bucaramanga como al gobierno nacional pues temen que su seguridad laboral, y la seguridad económica de sus familias, se encuentre en riesgo debido al inminente proceso de liquidación en el que entraría el ente Gestor de Metrolínea.

Por Camilo Ernesto Silvera Rueda - Redacción Política / EL FRENTE

Hablamos de los integrantes del Sindicato (SNTT) de Colombia y los Trabajadores quienes aseguraron quienes en conversación con EL FRENTE alegaron que la jornada de protesta está plenamente justificada en la medida en que se encuentran en varios factores que categorizan dentro de la injusticia y la violación de sus derechos fundamentales.

Por ejemplo, alegaron que es permanente la falta de pago de salarios y prestaciones sociales, y que repetidamente están siendo objeto de despidos injustificados sin el pago de las liquidaciones.

“El Alcalde de Bucaramanga no responde ante los trabajadores y no ha admitido mesas de trabajo para dialogar sobre el futuro de los cargos y de la empresa. Le pedimos al gobierno nacional y al gobierno local que inicie una mesa de trabajo con el Concejo de Bucaramanga para analizar la situación del Ente Gestor, la afectación en la prestación del servicio de transporte por los despidos de trabajadores, y el futuro de la empresa”, indicaron los trabajadores.

“Hay un clima de aversión contra nosotros como si fuésemos los culpables de la situación actual del sistema, tal y como de manera pública lo expresó el señor Fredy Cubides, gerente de Metrocinco Plus, durante una audiencia pública efectuada el pasado 27 de mayo. Queremos se enfáticos en este punto: los trabajadores de no somos los responsables de la crisis financiera del ente gestor”, indicaron los trabajadores de Metrolínea quienes aseguraron que desde hace varios meses están siendo objeto de una masacre laboral que amenaza con acabar con sus puestos de trabajo violentando todos los derechos laborales.

“Así es, la planta de personal de Metrolínea S.A. ha venido disminuyendo; en el año 2019 era una planta de 51 trabajadores, hoy en día es una planta de 41 trabajadores y la mayoría ejercen funciones de apoyo operativo”, expresaron los trabajadores que participaron en la marcha pública quienes desmintieron que los gastos por el concepto de nómina mensual asciendan a los 500 millones de pesos: “Realmente los gastos de nómina administrativa operativa ascienden a los 225 millones de pesos”, expresaron.

Una flota insuficiente

Otro de los puntos en los que hicieron especial énfasis fue la relación actual entre el número de trabajadores y la demanda que requiere el sistema alte el supuesto objetivo de reactivarse pues ven con preocupación que no hay un balance objetivo entre las metas deseadas para volver a ser rentables y los esfuerzos que se evidencian en la realidad.

“El objeto misional de Metrolínea S.A. es ejercer la titularidad sobre el sistema de servicio público urbano de transporte masivo de pasajeros del municipio de Bucaramanga y del área metropolitana, respetando la autonomía que cada municipio tiene para acceder al sistema integrado de transporte masivo (SITM). Pero no vemos que este objetivo se cumpla debido a que, en vez de aumentar la flota de buses, la cobertura, y los trabajadores las variables continúan disminuyendo”, indicaron para luego soltar una cifra preocupante: el contrato de concesión N° 01 de Metrocinco Plus debería estar operando un total de flota de 140 buses, en sus diferentes tipologías, y a pesar de recibir los pagos durante estos 14 años que lleva en funcionamiento el SITM Metrolínea S.A., sin embargo, actualmente opera un total de 21 buses, los cuales por falta de mantenimiento no terminan todos de prestar las rutas completas, afectando las frecuencias y a los usuarios”.

La denuncia de la disminución de la flota adquiere especial relevancia si se tiene en cuenta que, en el documento acta de reunión firmada el 1 marzo del presente año, el representante legal de Metrocinco Plus, esta empresa se comprometió a realizar el arreglo de 44 buses, tras recibir un pago por parte de Metrolínea S.A. por valor de 1.500 millones de pesos, según se demuestra mediante una certificación de Corficolombiana.

A pesar de esto, los dineros recibidos no estarían siendo invertidos en la necesidad contractual.

Que las autoridades investiguen

Ante estas y otras presuntas anomalías que estarían ocurriendo, los trabajadores pidieron a los diferentes entes de control realizar análisis financieros a los libros contables de la empresa Metrocinco, para que se investigue la destinación de los recursos públicos recibidos por parte del SITM y sobre posibles y constantes incumplimientos del Contrato de Concesión N° 01 suscrito con Metrolínea.

Igualmente, pidieron efectuar un análisis técnico y jurídico para evaluar lo que ellos califican como un retroceso en el progreso para los municipios del Área Metropolitana, pues hay dueños de empresas de transporte que estarían presionando la idea de que la salvación del servicio público de transporte estaría en el antiguo modelo de la guerra del centavo.

“Mientras las ciudades le están apostando al cambio, a la Transición Energética y modernización e inclusión en los Transportes, será nuestra ciudad la única que volverá a los antiguos modelos a pesar de los estudios realizados por el Área Metropolitana de Bucaramanga sobre la necesidad de implementar un transporte público masivo, a pesar de contar con una infraestructura acorde a la prestación de un servicio masivo.

Más reciente