ir al contenido
🔴

Patricia Acosta declara que fue ella quien llevó a Diomedes Díaz a la cima del éxito

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Patricia Acosta, exesposa del cantante vallenato Diomedes Díaz, afirmó en una entrevista que fue clave en su éxito. La afirmación ha provocado un debate en las redes sociales sobre su influencia en la carrera de Díaz y ha reavivado discusiones sobre su legado musical.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Patricia Acosta, exesposa del legendario cantante Diomedes Díaz, ha causado revuelo en las redes sociales tras afirmar que fue una pieza clave en el ascenso a la fama de la estrella de la música vallenata. "Cuando lo conocí, el cantante no era nadie: 'Yo lo llevé a la cima'", aseguró Acosta en una reciente entrevista, desatando una avalancha de opiniones entre los internautas.

La disputa no tardó en viralizarse, con seguidores en defensa de Acosta, quienes subrayan la influencia que tuvo su relación en el éxito de Diomedes. Resaltan "sus composiciones dedicadas a ella" como un factor que impuso al 'Cacique de La Junta' en las estaciones de radio de todo el país. En contraposición, hay quienes defienden el talento inconmensurable del cantante, argumentando que la poderosa combinación de su voz y carisma son las verdaderas bases de su triunfo.

Este debate ha reavivado discusiones sobre el legado musical de Diomedes Díaz, cuya obra continúa siendo un pilar del folclore colombiano y palpita en el corazón de su legión de fans.

Acosta también compartió detalles íntimos de cómo empezó su historia de amor con el ídolo vallenato. La pareja se conoció cerca de la icónica "ventana marroncita", un encuentro que ella describe como "un don de Dios". La anécdota de cuando Diomedes, con solo 12 años, quedó prendado de ella, una joven de 13, en esa ventana, ha capturado la imaginación de muchos.

Además, Patricia Acosta hizo una curiosa comparación entre su juventud y las voluptuosas figuras de las obras de arte de Fernando Botero, y cómo este tipo de belleza era lo que Diomedes adoraba en aquel entonces, comentando "el mundo de él eran las mujeres gordas", una preferencia que ha cambiado con el tiempo en la sociedad.

Desde su posición actual, Acosta refleja sobre cómo los tiempos han cambiado, mencionando que en el pasado, ella y Diomedes formaban parte de la alta sociedad local, gracias a la herencia de su padre, un prominente hacendado ganadero. Esta declaración ha intensificado la controversia en torno al papel que jugó en la vida y carrera del recordado artista.

Más reciente