ir al contenido
🔴

Docentes amenazan con paro por deficiencias en servicios de salud

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Las instalaciones de la Fiduprevisora en Bucaramanga fueron nuevamente escenario de protestas por parte de los docentes, quienes manifestaron su descontento con las constantes fallas en el modelo de salud desde el anuncio de su cambio. Los profesores amenazaron con irse a paro si no se solucionan los problemas que enfrentan para acceder a los servicios médicos.

Lea también:Graves inundaciones en Barrancabermeja

Los docentes han reportado reiterados rechazos, trabas y demoras en la asignación de citas, la entrega de medicamentos y la solicitud de servicios médicos especializados. La situación ha generado desesperación y temor entre los maestros, quienes exigen mejoras urgentes en la atención del nuevo modelo de salud.

El cese de actividades en los colegios públicos del departamento, anunciado por los profesores, afectaría directamente a los estudiantes de las instituciones educativas de Santander. Los docentes argumentan que la falta de atención adecuada no solo pone en riesgo su salud, sino también el derecho a la educación de miles de niños y niñas.

En semanas anteriores, la Fiduprevisora, entidad encargada del nuevo sistema de salud para los docentes, se reunió con algunos miembros del sindicato de educadores de Santander y firmaron compromisos para brindar soluciones prontas. Sin embargo, los docentes señalan que estos compromisos no se han cumplido, como lo evidencian las nuevas protestas.

Le puede interesar:Más de mil afectados por derrumbe de puente en El Peñón (S)

Un docente, que solicitó mantenerse en el anonimato, expresó su preocupación: “Estamos muy graves y preocupados con estas improvisaciones en algo tan urgente y delicado como el sistema de salud. No vemos resultados, no vemos mejorías con el paso del tiempo. Por eso estamos pensando en un cese de actividades para que el Gobierno Nacional nos ponga atención. Necesitamos atención urgente, no tenemos citas médicas disponibles y, en el peor de los casos, estamos zonificados en regiones diferentes o ciudades distintas a Bucaramanga, donde solíamos recibir atención médica”.

En Santander, más de 44.000 personas, entre profesores y familiares, están afiliadas al sistema de salud del Magisterio. La situación actual ha generado una crisis que afecta a una gran cantidad de personas, poniendo en riesgo no solo la salud de los docentes, sino también la estabilidad del sistema educativo en la región.

Los docentes de Santander continúan exigiendo soluciones inmediatas y efectivas al Gobierno Nacional para garantizar una atención médica adecuada y evitar la paralización de las actividades educativas, debido a su negligencia en la atención medica.

Conozca más aquí.

Más reciente