ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Detrás del podio, las medallas y la gloria deportiva

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

El oculto pero necesario trabajo en equipo. La felicitación, las medallas, el diploma y el reconocimiento es para los deportistas, pero son los mismos atletas quienes con una mirada, una palabra o un sincero abrazo, reconocen que parte de ese triunfo les pertenece a varias personas que están discretamente observando desde los bastidores o las tribunas.

El himno de Santander se escuchó durante 19 ocasiones en las recién finalizadas justas deportivas del Eje Cafetero. Un merito que se trazó, se preparó y que, a buen término, culminaron los deportistas de las tierras Comuneras.

Esos representantes de la actividad física a quienes les corre por sus venas la sangre heredada de José Antonio Galán y Antonia Santos, sumado al talento de esos ancestros del arte, la cultura y la música, como los maestros Luis A. Calvo o José A. Morales, adicionando a esto la herencia de intelectualidad y brillantez de la antropóloga y docente Virginia Gutiérrez de Pineda, hacen de los hijos de las bravas tierras de Santander, unos seres únicos e irrepetibles.

Representar al departamento en cualquier actividad es un orgullo que no se puede describir. Detrás de aquellos que lograron sus objetivos, sus metas y las tan anheladas medallas, hay personas entre padres de familia, allegados, directores de institutos, entrenadores, directivos y especialmente el grupo biomédico y de metodólogos.

También son ganadores

Estos dos últimos, que trabajan calladamente, pero de manera profesional y en ocasiones con arduas jornadas hasta altas horas de la noche y en oportunidades 24/7, merecen una felicitación y reconocimiento, merito que debería ser premiado con un escalón más arriba del primer lugar del podio.

Liliana Jaimes Anaya (Metodóloga), José Camacho (Fisioterapeuta) y Adolfo Gamboa (kinesiólogo), ameritan recibir el aplauso, por esa labor callada que no ven los medios de comunicación, ni los asistentes a los escenarios deportivos.

Tres integrantes de la delegación ´hormiguera´ en Manizales, que aportaron sus conocimientos, su trabajo y al que le pusieron todo el corazón para que los deportistas a su cargo, mostraran su mejor nivel competitivo.

Estructura y planeación con responsabilidad

Liliana Jaimes Anaya es Licenciada en Educación Física, Recreación y Deportes, actualmente realiza una Maestría en Educación para la Inclusión y la Discapacidad en Uniminuto. Sobre sus hombres recae el deber de asesorar, orientar, supervisar, controlar y evaluar el trabajo de los entrenadores, preparadores físicos, deportistas y equipos.

Su relación con los atletas, con el tiempo, se vuelve más cercana, casi familiar; conoce de sus capacidades, sus retos y sus temores; disfruta de los triunfos de los deportistas, pero también asimila con discreción, las caídas y derrotas de esas personas que están a su cargo.

El abrazo y la felicitación, acompañadas de palabras de alegría cuando se logra el objetivo, nunca faltan de parte de Liliana Jaimes, pero ese abrazo se vuelve más sensible cuando la derrota se atraviesa en el camino. Momentos, que, en cualquier caso, son parte del crecimiento y progreso del deportista y la metodóloga.

Manos milagrosas para asumir retos

Para el profesional en Fisioterapia, José Camacho vivir un evento multideportivo fue un deseo cumplido, un desafío profesional que se cumplió de la mejor manera y que le entregó nuevas experiencias, para adquirir un mayor conocimiento ante las diferentes disciplinas atendidas y la disparidad de los deportistas en disciplinas como el Ciclismo, Karate Do, Esgrima, Patinaje y Taekwondo.

Profesional egresado de la Universidad Industrial de Santander -UIS-, para costearse su capacitación profesional universitaria fue mesero en varios restaurantes de la ciudad, otra labor que admira y respeta. Actualmente, es docente de la Universidad de Santander -UDES-, realizó una maestría en Actividad Física y Deporte en la Universidad Autónoma de Manizales.

Celebró cada medalla en la capital de Caldas, como si fuera suya, cantó con emoción varias veces el himno de Santander, sobre todo esa frase que nos identifica: “Santandereanos siempre adelante, santandereanos ni un paso atrás…”

De la misma manera, Adolfo Gamboa un empírico kinesiólogo o masajista como se les conoce, es atleta senior master. Durante más de 25 años ha mostrado su capacidad atlética en diferente carreras y competencias en todo el país y en otro par de países del área suramericana.

Su curiosidad por conocer y aprender, lo llevó a capacitarse en masajes deportivos, terapéuticos y de recuperación. Una labor que disfruta como cuando logra ser el ganador de una carrera de running o calle.

Fue agricultor, arriero, segador de arroz y pescador. Llegó a Bucaramanga y laboró con Postobón y Copetran, empresas a las que agradece por su constante apoyo durante sus años de vinculación.

Liliana, José y Adolfo, expresaron su gratitud con el señor gobernador Mauricio Aguilar Hurtado, con Kelly Restrepo, directora de InderSantander; con dirigentes, entrenadores y deportistas, por la confianza depositada en ellos, una credulidad que se volverá a sentir desde este próximo fin de semana en los VI Juegos Paranacionales Eje Cafetero 2023.

Las victorias y las alegrías en los momentos de gloria, en los triunfos también se disfrutan detrás de bambalinas, al igual que los oscuros instantes de la derrota y perdida, se asumen como si fueran propios; al fin y al cabo, somos dignos representantes de ¡Santander mano!

Por: Álvaro Angarita Saavedra/Redacción EL FRENTE

Más reciente