ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

El cóndor que voló alto en el baloncesto…

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Por: Hermes Diaz Correa/Redacción EL FRENTE.

Víctor Manuel García Chacón ya con el número mágico de la vida. Fue en su momento el mejor juez arbitro de Baloncesto de Colombia y uno de los mejores del mundo. Es un hombre con mucho recorrido por los escenarios del baloncesto del planeta, su experiencia data de más de 50 años en el referato donde pitó todo tipo de eventos, menos unos Juegos Olímpicos, egresado del Colegio Salesiano sigue ligado al deporte de la cesta aportando su trayectoria y conocimiento.

Hermes Diaz: ¿Cuánto tiempo lleva en el arbitraje?

Víctor Manuel García: Me inicié en el año de 1969 en el Colegio Salesiano donde estaba Fernando Ballesteros y hubo una huelga en el Colegio de Árbitros de Santander (Codebas) y me llamaron por intermedio de Fernando siendo jugador infantil en el año de 1970 y me hice arbitro en un torneo departamental en San Vicente de Chucurí, arbitrándole a un Ricardo Lequerica, Fernando Ballesteros, Carlos Parra, a unos hermanos Jaramillo de Barbosa en un torneo de mayores.

HD: ¿Siempre quiso ser arbitro?

VMG: Comencé siendo arbitro y jugador de baloncesto y un día saliendo de un examen de cálculo me llamó Fernando Ballesteros y me dice: “bueno va bajar a entrenar o ¿se va del equipo” ?, y le dije: pssss me voy del equipo y pase a ser el portero del equipo de fútbol del Colegio Salesiano. Fui representante del Salesiano desde 1970 hasta 1973 donde jugábamos en la Cancha Marte donde había buenos equipos como Droguería Argentina, Martínez Villalba, Emelec, Gencor;  1978 tuve la oportunidad de ingresar a la UIS a estudiar Ingeniería  Civil y allí estaba el profesor , Julio Romero(qepd),  una vez allí como anécdota jugamos un partido en la Cancha Tebas y él me dijo: “felicitaciones para todo el equipo” porque habíamos ganado 1x0 y yo le digo”…le dije y yo que profesor y él  me dijo: “ es que para eso es que lo tengo en la portería y eso me quedó para toda la vida, que uno tiene que trabajar en el puesto que sea.

HD: ¿En el arbitraje de baloncesto cuánto tiempo?

VMG: En 1970 fui al primer torneo nacional en Cúcuta, en la final entre Antioquia-Norte, después fui a Tunja a un Torneo  Nacional Femenino , después vino un Torneo Nacional Masculino acá  en Bucaramanga, donde Santander fue campeón, después en 1977 fui a Barranquilla y empecé a ser un árbitro reconocido… en 1989, Hernán Buritica me vio en unos Juegos Intercolegiados en Manizales y me dijo: “No, usted es el próximo arbitro FIBA de Colombia”; en 1980  fui a Puerto Rico y obtuve la Licencia Internacional.

HD: ¿Por qué esa pasión por el fútbol para terminar siendo arbitro de Baloncesto?

VMG: Una vez, Enrique Escobar Barrios, me invitó y me dijo: “venga Cóndor, no se atreve a pitar un partido de fútbol?, le dije: vamos, ese día llovió y la cancha Marte estaba totalmente empantanada y entonces me pregunté: ¿cambiar una cancha de básquet por el barro?... por eso seguí en el baloncesto.

HD: ¿Sigue pitando Baloncesto?

VMG: Mi vida útil para FIBA era hasta los 50 años por reglamento, nací en 1954 y hoy en día tengo el número mágico (69), tuve la oportunidad de ir a FIBA a los 26 años y acá pité el partido entre Uruguay vs Checoslovaquia en 1982 en el Mundial de Baloncesto el 18 de agosto el día de mi cumpleaños. Tuve la oportunidad que Eduardo Airaldi (Presidente de Consubasquet) me llevara a unos Juegos Panamericanos a Caracas, allí tuve la oportunidad de pitarle a Michel Jordán donde nadie lo conocía, por que el venia de la Universidad y lo habían escogido de un Draff… era una ilusión pitarle a alguien que nadie conocía y en esos Juegos Panamericanos.; en ese torneo también me descubrieron y me llevaron a la Copa Renato William Jones en la Argentina en septiembre de 1983 y allí hice la final entre Yoli Colombani de Italia y Obras Sanitarias de Argentina… despegue, me llevaron a Republica Dominicana a pitar la Liga profesional e hice 4 Ligas Profesionales en Brasil, luego las de Venezuela, Puerto Rico, y se me abrió un camino por que gracias a eso estuve en el Mundial de 1986 en España, donde le pité a grandes jugadores de la época… venía la Olimpiada de 1988, donde no pude asistir porque era presidente del Colegio de Árbitros  y me sancionaron, para FIBA un árbitro  que sea sancionado no puede participar pero luego me llevaron a Preolímpicos,  seguí  asistiendo a Mundiales y gracias a Dios hoy en día sigo con el número  mágico… arbitré La liga profesional de Colombia, luego me nombraron comisario de FIBA  hasta el año de 2017; hace 5 años dejé el oficio de ser comisario FIBA pero  sigo siendo instructor con las botas puestas todavía.

HD: ¿En toda esa experiencia acumulada por cuantos países estuvo?

VMG: Cuando fui arquero tapaba con el número 22 y conocí  22 países, gracias al Baloncesto, por más  que fuera empresario y he tenido las bendiciones económicas, no me hubiera podido dar el gusto de conocer 22 países; como anécdota tengo que estando en unos Juegos Panamericanos en Cuba, pite el partido entre Cuba y Brasil donde ganó Brasil por un punto y ese día Fidel Castro bajó a la cancha y se tomó la foto con nosotros y después viene un oficial y me pregunta que si yo tenía  algo contra el Comandante porque me quedé  mirándole de reojo… le dije: es por respeto y admiración, después en otra de las anécdotas está haber cenado con el Comandante Fidel Castro en La Habana.

HD: ¿Ganó dinero siendo juez FIBA?

VMG: En campeonatos del mundo cuando eran cuatro equipos nos pagaban 400 dólares… en el año de 1986 era buena plata y cuando iba pasando de ronda eran otros 400 dólares, si se pitaba en la final eran otros 800 dólares en esa época.

HD: ¿Su familia su punto de apoyo?

VMG: Si por supuesto, gracias a Dios me dio una gran familia, mi padre que falleció en 1976, no tuvo la oportunidad de verme desarrollar en el baloncesto, pero mi madre si y es un sentimiento grande, porque la querida ´vieja´ se quedaba ayudándome en el trabajo, cuidándome en el estudio… la llamé en una época mi secretaria adjunta porque era la que estaba pendiente de mis viajes, de mis compromisos, de mis finanzas, la verdad le doy gracias a Dios por los padres que me dio.

HD: ¿Cómo nace Metálicas García?

VMG: Mi padre tenía una compraventa de muebles, cuando salí del Salesiano en el año 75, él se enfermó y murió en 1976, como era hijo único me tocó hacerme cargo de eso, la familia Gonzales García me apoyó en esa época y Metálicas García nació en 1986 en la carrera 15 entre calles 24 y 28… llevamos 36 años todavía con amor al metal.

Más reciente