ir al contenido
🔴

Buscan ampliar la ley ‘Borrón y cuenta’ nueva para reportados en centrales de riesgo

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

La Cámara de Representantes de Colombia aprobó el proyecto de ley "Borrón y cuenta nueva 2.0", que busca aliviar la carga financiera de los ciudadanos en mora con sus pagos, retirándolos del registro de riesgo si cancelan su deuda en un año. La medida pasa ahora al Senado para futuros debates.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

La Cámara de Representantes aprobó este martes en plenaria el proyecto de ley conocido como “Borrón y cuenta nueva 2.0”, iniciativa que plantea una serie de medidas para aliviar la carga financiera de miles de colombianos y colombianas que aparecen en centrales de riesgo por mora en sus pagos.

El proyecto amplía lo establecido en la ley 2157 del 29 de octubre de 2021, que incentiva el pago de obligaciones atrasadas mediante la eliminación inmediata de los datos de quienes se pongan al día en sus obligaciones financieras. Una de las principales disposiciones del proyecto establece que, si una persona cancela su deuda dentro de los 12 meses del régimen de transición, será retirada automáticamente del registro negativo en las centrales de riesgo, sin necesidad de realizar una solicitud adicional.

“Esta iniciativa pretende extender el régimen y eliminar los reportes negativos de quienes paguen sus deudas de las bases de datos de centrales de riesgo. Con lo que esperamos beneficiar a millones de colombianos” exclamó el representante Alejandro Ocampo del Pacto Histórico, autor de la segunda versión de dicha ley.

El propósito central de esta iniciativa legislativa es brindar un nuevo aliento a los deudores colombianos, así lo evidencia el esfuerzo conjunto de todos los partidos políticos, con más de 30 proposiciones avaladas de un total de 46 presentadas, demostrando así un amplio consenso en la búsqueda de soluciones para la recuperación económica de Colombia, en especial tras la crisis desencadenada por la pandemia de Covid-19.

Dentro de las diversas voces que respaldaron la iniciativa se destaca el representante conservador Armando Zabaraín, quien reconoció que “muchas personas con deudas se vieron favorecidas con la primera fase de esta iniciativa”. También Ana Rogelia Monsalve, de las curules afro, agregó que “esta es una gran oportunidad para que Colombia mejore su calidad de ingresos”, opinión que respaldó Alfredo Mondragón, de la bancada de Gobierno, quien además aclaró que “es clave tener en cuenta que este proyecto no incentiva la cultura del no pago".

Otros advirtieron riesgos, como el representante Andrés Forero, del Centro Democrático, quien mostró preocupación porque considera que los tiempos entre la ley anterior y esta son muy cortos. "Esto podría afectar la oportunidad de mayor crédito a mejor tasa por parte de los bancos", resaltó.

A pesar de la oposición de algunos gremios bancarios, el proyecto recibió amplio respaldo de la Cámara de Representantes y ahora pasará a los debates restantes en Senado. Se espera que este proceso sea llevado a cabo antes del 20 de julio de 2024, fecha límite para la aprobación de esta ley estatutaria que requiere mayorías calificadas en ambas cámaras legislativas.

Más reciente