ir al contenido

Disminución de pobreza y fortalecer el empresarismo: dos retos urgentes para nuevos mandatarios del Área

Resultados de informe de calidad de vida del Área Metropolitana De Bucaramanga 2023

El Informe de Calidad de Vida (ICV) 2023 analiza indicadores objetivos a la luz del concepto de calidad de vida, así como los avances y retos en cada componente y brinda información objetiva y de calidad como insumo para la conversación pública y la toma de decisiones. Este informe se construyó entre enero y septiembre de 2023, y cuenta con el análisis de 272 indicadores objetivos, de los cuales el 62% (168) se construyeron a partir de información disponible en bases de datos abiertas y el 38% (104) requirieron solicitudes de información mediante derechos de petición.

Bucaramanga Metropolitana Cómo Vamos -BMCV- es un Programa que realiza seguimiento y análisis a la calidad de vida de los habitantes del Área Metropolitana de Bucaramanga, esto a partir de indicadores objetivos y de percepción ciudadana, un insumo fundamental que permite identificar los avances y los retos para Bucaramanga, Floridablanca, Girón y Piedecuesta; además, contribuye al análisis de la realidad metropolitana a partir de información objetiva sobre indicadores de los componentes: i) demografía, pobreza y desigualdad y ii) entorno económico.

En tal sentido, el ICV brinda insumos clave para la toma de decisiones tanto en el sector público como el privado, en la academia y para la ciudadanía en general. Esta versión del ICV 2023 presenta 272 indicadores objetivos de los municipios del Área Metropolitana de Bucaramanga para un periodo de siete años (2016-2022).

Mire toda la actualidad política que le importa a Santander Aquí

Pobreza y Desigualdad

De acuerdo con los resultados del reciente análisis, es necesario aunar esfuerzos para disminuir la pobreza monetaria y la pobreza monetaria extrema en el Área Metropolitana de Bucaramanga, de manera que se garantice igualdad de oportunidades para todos y todas.

Aunque en 2021 se logró una disminución de 10,6 p.p. en la incidencia de la pobreza monetaria, con respecto a 2020; y de 8,9 p.p. en la incidencia de la pobreza monetaria extrema; los niveles de pobreza aún se mantienen por encima de los registrados previo a la pandemia de 2020. En 2021 la línea de pobreza monetaria se fijó para el AMB en $481.830. De este modo, la incidencia del 35% implica que 35 de cada 100 personas no pudieron sufragar el costo de vida básico que incluye alimentación, acceso a servicios públicos y vestuario; lo cual corresponde a un total de 395.000 personas en pobreza monetaria en el AMB.

Por su parte, la línea de pobreza monetaria extrema en 2021 se ubicó en $210.136 mensuales. De esta manera, la incidencia del 7,5% implica que 7 de cada 100 habitantes del AMB no pudieron costear una alimentación mínima de 2.100 calorías diarias; es decir, un total de 82.985 personas.

Además de lo anterior, la tendencia del AMB es a alejarse de la meta ODS 2030. Por ello, es importante que se garantice la igualdad de oportunidades que mejoren la calidad de vida de los habitantes del área metropolitana de Bucaramanga y que se implementen estrategias desde enfoques innovadores e integrales para modificar el deterioro sostenido de estos indicadores en los últimos seis años.

Cabe mencionar que hubo un incremento en el ingreso per cápita de los hogares, reducción de pobreza y distribución de ingresos. En 2021 no solo mejoró el ingreso per cápita promedio de los hogares del área metropolitana de Bucaramanga, con un incremento de $232.978 respecto a 2020; sino que también se registró el valor más alto ($979.724) del periodo 2016-2021.

El esfuerzo del sector privado y público frente a la reactivación económica permitió un incremento de 31% los ingresos frente a 2020 y 14% frente a 2019. Esta dinámica contribuyó a sacar de la pobreza a 114.177 personas, por lo que el año 2021 cerró con 395.000 habitantes del área metropolitana en esta situación; esto es una menor cantidad que durante el 2020, aunque 51.000 personas más que en 2019.

Por su parte, uno de los avances se centra en la disminución en la tasa de trabajo infantil. La tasa de niños, niñas y adolescentes (NNA) de 5 a 17 años de edad que trabajan en el área metropolitana de Bucaramanga presentó una disminución de 2,9 puntos porcentuales (p.p). en 2022 con respecto a 2016.

Lo anterior, no solo refleja una tendencia a la baja durante los últimos 7 años, sino que permite el cumplimiento de la meta 2030 de los ODS, la cual es 6%. Así mismo, cabe señalar que esta tasa para el AMB se encuentra por debajo a la de Colombia. En 2022 se ubicó en 6,3% (2021: 5,6%). En 2022 hubo 5.219 NNA trabajando en el área metropolitana; por lo cual se debe continuar implementando estrategias que salvaguarden los derechos fundamentales de los menores y se garantice su acceso a la educación, la salud y un desarrollo integral.

Entorno económico

A la luz del reciente informe, es necesario fortalecer la estructura empresarial en el AMB, de manera que sea más heterogénea en cuanto al tamaño y sector empresarial.

En el área metropolitana de Bucaramanga el tejido empresarial sigue conservando una estructura compuesta mayoritariamente por microempresas del sector comercio y servicios.

Lo cual refleja que la actividad empresarial debe ser fortalecida no solo en el crecimiento a nivel de tamaño sino en agregar valor a la actividad productiva. En el año 2022, de las 47.309 empresas inscritas en el AMB, el 94,5% corresponden a microempresas; donde el 44% se dedica al sector comercio, mientras que el 24% está enfocado en servicios y la industria manufacturera tienen una participación de 13%.

Uno de los principales avances fue la existencia de un entorno laboral favorable para los habitantes del AMB. El comportamiento de los indicadores de tasa de ocupación y tasa de desempleo durante 2022 permite que en el área metropolitana se presente un entorno que favorece la dinámica laboral de sus habitantes. En cuanto a la tasa de ocupación, se observa un incremento de 7,8 puntos porcentuales con respecto al año 2021 (51,9 = 504.000 ocupados); alcanzando en 2022 el 59,7% de ocupados en el área metropolitana, lo que equivale aproximadamente a 585.000 personas ocupadas. En 2022 la mayor parte de la población ocupada en el AMB se dedicó a actividades de comercio y reparación de vehículos (21,2%), con 124.000 empleados. Por su parte, la tasa de desempleo disminuyó 5,2 p.p. entre 2021 y 2022. De manera que en 2022 se ubicó en 8,9%, lo cual corresponde alrededor de 57.000 personas que se encontraban buscando trabajo en ese año (2021: 14,1% = 82.000 desempleados).

Esto también desencadenó en un mayor acceso a oportunidades laborares para los jóvenes; puesto que luego del aumento significativo de la tasa de desempleo juvenil (15-28 años) que se presentó en 2020, en el AMB esta tasa ha venido disminuyendo hasta lograr en el último año (2022) ubicarse en 15,6%, solo 1 p.p. por encima de la registrada en 2016 y la cual es la más baja de los 7 años analizados. Así mismo, estuvo 3,1 p.p. por debajo de la tasa nacional (18,7%).

….

Más reciente