ir al contenido
🔴

El ABC del nuevo proyecto que pretende prohibir las corridas de toros en Colombia

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Tras casi seis horas de discusión, el proyecto de ley que prohíbe las corridas de toros en el país quedó en su punto final de discusión para ser retomado esta semana. Así lo decidió la plenaria de la Cámara de Representantes al suspender la votación de proposiciones presentadas a la iniciativa que está a punto de ser ley de la República.

Una vez negados los impedimentos, vinieron las proposiciones de aplazamiento de la de parte de las representantes Juana Carolina Londoño del Partido Conservador y Ana Rogelia Monsalve y Cristian Garces del Centro Democrático, entre otros. Sus argumentos se centraban en que había otras iniciativas similares que estaban en trámite legislativo y que deberían ser discutidas antes de votar el proyecto de ley en mención, que se estaba afectando la fuerza laboral informal, entre otros. Dichas proposiciones fueron negadas por votación mayoritaria.

El ponente, el representante Alejandro García (Alianza Verde) indicó que dicha discusión se demoró cuatro meses en avanzar, por lo que invitó a sus colegas que no esperen su hundimiento por temas de tiempo: “Solo 8 países en el mundo permiten las corridas de toros y el 85% de los colombianos están en contra de esto”.

Posteriormente las proposiciones de archivo presentadas fueron negadas mayoritariamente, por lo que la plenaria entró en sesión informal para escuchar a delegados y personalidades tanto defensores como detractores de la iniciativa, para con ello alimentar mejor la discusión en argumentos.

Argumentos de voceros

Algunos de los voceros que tomaron la palabra fue el alcalde de Manizales, Jorge Rojas quien indicó que siente una profunda necesidad de proteger a los animales, pero les “vengo a hablar de la cultura de mi región. La primera corrida fue en 1897 en el circo de toros. En 1930 construyeron varias plazas de toros y el 1 dic 1952 ya teníamos Feria de Manizales por decreto, además se creó la Feria Taurina de Manizales”. El alcalde indicó que esto es una tradición que se debe respetar, por lo que “en 2006 se aprobó ley 1025 que declaró patrimonio cultural de la nación a la feria de Manizales y a la feria taurina de Manizales. Es decir que la feria está protegida”.

Para el novillero de Choachí, Cundinamarca, Johan Palomá, quien vistió su especial traje de luces reservado exclusivamente para las corridas, están pasando por una persecución política. En Choachí, Cundinamarca es patrimonio inmaterial del municipio y hay una escuela que está comprometida con las labores sociales”. Pide que se respete la fiesta brava y se dé trámite de la regulación. “Los invito a decirle: regulación sí, prohibición no. No queremos que nos pasen por encima o nos subordinen”, finalizó diciendo.

En contraposición estuvo el burgomaestre de Duitama, José Luis Bohórquez, se pueden reemplazar las corridas de toros por actividades culturales que no impliquen maltrato animal: “Tenemos una plaza de toros llamada César Rincón que tenía prácticas taurinas, pero desde 2015 se empezó a reducir la práctica cultural de toros. Entonces la plaza de toros se convirtió hace ya unos años en la plaza de todos en honor a un maestro de la música”, comentó el alcalde refiriéndose a que ahora es un escenario cultural para la música clásica, el deporte, entre otros. Y aclaró que el impacto en el empleo de los vendedores informales fue reducido puesto que se realizan ferias de emprendimientos permanentes en las que se permite que estas personas participen en ellas.

En posición similar se encontró el animalista Gemair Yepes quien indicó que hay leyes que los obligan a ser taurinos, pero que hay zonas del país que no lo son. “Caldas no es taurina. En Manizales se redujo 57% de asistentes, pero la ocupación hotelera aumentó. Los turistas desde 2013 han venido subiendo de 200 mil a más de 300 mil, mientras que los taurinos han rebajado la tendencia taurina. En Manizales no somos taurinos”, comentó recalcando que las utilidades de Feria de Manizales han venido aumento.

Otros puntos de vista

En opinión del representante del Centro Democrático Cristian Garcés, este proyecto abre la puerta para prohibir otras prácticas como el rejoneo, novilladas, becerradas y las tientas. Asegura que este proyecto genera más desempleo en zonas rurales y que no es específico cuantificar el número de personas que se verán perjudicadas. “La reconversión laboral y económica de la iniciativa no plantea una solución viable porque se verán afectados, vendedores, empleados del sector hotelero, músicos, fotógrafos, artesanos, transportadores, profesores de escuelas taurinas, médicos veterinarios, carniceros, entre otros”.

Explicó que no hay concepto de impacto fiscal de parte del Ministerio de Hacienda y que el proyecto de ley no tiene relación con el Marco Fiscal de Mediano Plazo pues “no garantiza los recursos para todo lo que estamos prometiendo. Dicen: toros sí, corridas no, pero es que los toros al otro día se van para el matadero. En el país en 2022 se lidiaron 150 toros o novillos en el país, según el DANE se sacrificaron 3.1 millones cabezas de ganado para alimentación, en cambio, una faena que dura 20 minutos y un toro de lidia es cuidado durante 4 años para participar en una faena”.

Opinión similar de la representante Ana Rogelia Monsalve (Misca) quien aclaró que no es claro el artículo 4 sobre reconversión laboral puesto que no explica cómo se van a garantizar programas efectivos de economía para las personas que se dedican a tauromaquia porque deben demostrar que su sustento se derive de eso. “¿Cómo demuestra el vendedor de sombreros que trabaja y vive solamente de eso o el campesino?”.

Sin embargo, tanto el ponente como la representante María del Mar Pizarro (Pacto Histórico) coinciden que se debe regular la materia, incluso, dice que “la tauromaquia ya está en extinción porque en 10 años hubo solo 222 corridas de toros. Este es un negocio estacional. Estos ingresos no son para toreros colombianos pues solo el 13.51% participaron en las corridas, fueron más extranjeros que cobran entre 80 y 100 mil euros”.

Finalmente, el ponente Alejandro García reiteró que sí se garantizará la reconversión laboral de las familias y que se dará un buen uso permanente de las plazas convirtiéndolas en espacios para expresión artísticas, culturales como para conciertos, como ya existen ejemplos en el país.

Más reciente