ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

El reto del Parque Tecnológico El Carrasco: funcionar más tiempo, generar energías y materias primas

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Si hay un tema en el que uno podría encontrar puntos en común entre el actual Alcalde Jaime Andrés Beltrán y el exalcalde Juan Carlos Cárdenas, ese sería el tema de El Carrasco, desde la aniquilación de todos los factores negativos que en el 2004 desembocaron una demanda ciudadana por habitantes del barrio Porvenir, la ampliación de la vida útil del sitio, hasta la trasformación de lugar disposición final hacia un parque tecnológico, son factores que se mantienen vigentes desde la pasada administración a la actual.

Por Camilo Ernesto Silvera Rueda - Redacción Política / EL FRENTE

La tesis del gobierno local actual, frente al tema del cierre inmediato de El Carrasco en cumplimiento a un fallo judicial que así lo ordena, sostiene que efectuar el cierre generaría un mal mayor que el que pretendía conjurarse con el cumplimiento del fallo, es decir, cerrar El Carrasco equivaldría a inundar irremediablemente los 17 municipios que depositan sus desechos en el actual relleno generando focos de pestilencia, enfermedades, descomposición social y urbana.

Por eso, frente a esta problemática la administración local tiene una estrategia que tiene como primer hito “sanear jurídicamente a El Carrasco”, para luego darle vía libre a una serie de procesos que concluyan en la consolidación de un parque tecnológico, en el cual se continúen depositando los residuos solidos pero con la tecnología necesaria para transformar los desechos, que una vez en el parque se convertirían en recursos para la creación de nuevas materias primas, incluso, con la posibilidad de generar con muchos de ellas energía tipo biocombustible.

Un profesional idóneo

Los detalles de esta operación los entregó a el Concejo de Bucaramanga el gerente de la Empresa de Aseo de Bucaramanga, Helbert Panqueva, un abogado para el cual el tema ambiental no es algo nuevo pues venía desempeñándose como subsecretario de Medio Ambiente de la Alcaldía de Bucaramanga, en la administración de Juan Carlos Cárdenas.

Panqueva es especialista en derecho del Medio Ambiente y en los últimos años trabajó con autoridades ambientales con jurisdicción en el Área Metropolitana de Bucaramanga y dentro de su experiencia se destaca la participación en la creación de la Autoridad Ambiental Urbana, donde además asumió como coordinador jurídico.

Su experiencia será fundamental en la prórroga de calamidad pública que se decretó en El Carrasco por más de seis meses, para continuar dando uso a este relleno que recibe mil toneladas diarias de residuos sólidos.

El nuevo gerente de la Emab aseguró que su administración, tendrá tres objetivos fundamentales. 1) Una ciudad limpia: “Bucaramanga tiene que ser la ciudad limpia,

ambientalmente responsable, donde todos podamos vivir con un escenario

ambientalmente adecuado, que todos la podamos disfrutar”. 2)Recuperar el permiso ambiental: “A pesar de estar afectados por un fallo judicial que ordenó su cierre, el municipio en coordinación con la Empresa Municipal de Aseo de Bucaramanga, sigue trabajando incansablemente por garantizar que este relleno, sea el mejor operado del país”; y 3) Modernizar la prestación del aseo: “ha sido una característica de la administración municipal, tener la tecnología como una verdadera herramienta para la toma de decisiones inteligentes, desde la empresa de aseo, estamos comprometidos también con mejorar todos los procesos tecnológicos, donde se piense no solo en la economía lineal de enterrar la basura, sino generar procesos de tratamiento y de aprovechamientos de residuos”.

La articulación de

esfuerzos es vital

En el marco de estos objetivos, Panqueva aseguró que lo más importante será articular esfuerzos con el gobierno nacional y dentro de esta estrategia propuso desde los primeros días de enero un Compes, un tipo de instrumento económico y financiero para que haya un apalancamiento tanto del gobierno nacional como del gobierno departamental en el reto.

“Es imperativo que tanto la nación como el departamento ayuden a los municipios q porque a la conclusión a la que hemos llegado desde el punto financiero es que es prácticamente imposible lograr esta transformaciones si no nos ayudan desde el gobierno nacional, ayuda que va desde la implementación de un marco jurídico, normas y permisos ambientales, hasta recursos económicos”, indicó a EL FRENTE Panqueva, quien para cumplir la meta del parque tecnológico debe abordar primero que nada la problemática que implica el fallo judicial.

“Lo que nosotros le hemos insistido al gobierno nacional es sanear jurídicamente al Carrasco, solventar todo lo que tiene que ver con el fallo judicial que en este momento impide la extensión de la vida útil y eso solo se logra dándole cumplimiento al fallo judicial”, explicó el directivo de la EMAB quien, sin embargo, insistió en que cerrar El Carrasco en este momento, no sería factible.

“Hay que tener en cuenta que los factores que propiciaron la demanda hacia el año 2009, ya no existen, incluso, las personas que entablaron esa acción judicial ya no se manifiestan en contra de la existencia de El Carrasco”, indicó Panqueva quien aseguró que en este propósito cada segundo es valioso debido a que el decreto de calamidad pública que mantiene a El Carrasco recibiendo residuos sólidos tiene vigencia hasta el próximo mes de mayo.

Tecnología de punta

En lo que resta de estos próximos meses, el gobierno local tendrá la tarea de trabajar para proyectar la vida útil de una celda del relleno sanitario el Carrasco a 10 años, esto ocurre mientras que en la EMBA trabajan en una serie de gestiones para garantizar el aseguramiento de la disposición como la potencialización de la planta del lixiviados, la adecuación para la futura recepción de residuos sólidos en el Carrasco, con una inversión proyectada de 15,000 millones de pesos, y el rediseño del sitio de disposición final para las transformación hacia un parque tecnológico con una inversión inicial de 800,000 millones de pesos.

De acuerdo con lo que manifestó Herberth Panqueva, en este parque tecnológico se conjugarán varias tecnologías porque lo que se desea es pasar del aprovechamiento de residuos sólidos, como lo hacen los recicladores, hacia la transformación y tratamiento.

“Aquí el concepto cambia porque lo que queremos es generar un producto nuevo con los recursos que podamos aprovechar, como biocombustibles como compost, y otro tipo de elementos que puede ser utilizados en cualquier otro proceso como materia prima, o incluso pensar en la generación de energía”, indicó el directivo de la EMAB.

Más reciente