ir al contenido
🔴

En Santander el 90.9 % de la población tiene acceso a servicios financieros

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

En el tejido de cualquier sociedad, la inclusión financiera es un hilo vital que conecta a las personas con oportunidades económicas y les permite alcanzar su máximo potencial. Se refiere al acceso que tienen las personas y las empresas a una variedad de productos y servicios financieros útiles y asequibles que satisfacen sus necesidades, como transacciones, pagos, ahorro, crédito y seguros, prestados de manera responsable y sostenible. Es un proceso que busca promover un acceso amplio y adecuado a productos financieros regulados y fomentar su uso por todos los segmentos de la sociedad.

Este tipo de inclusión desempeña un papel fundamental en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por las Naciones Unidas. Contribuye a la erradicación de la pobreza al proporcionar a las personas acceso a servicios financieros que les permitan ahorrar, invertir y protegerse contra riesgos económicos. Esto puede empoderar a las personas de bajos ingresos y comunidades marginadas para mejorar sus condiciones de vida. Además, facilita el acceso a créditos para invertir en la producción agrícola, mejorando así la seguridad alimentaria y contribuyendo a la erradicación del hambre y la malnutrición. La inclusión financiera también puede mejorar el acceso a servicios de salud y educativos, promoviendo la salud, el bienestar y la igualdad de oportunidades educativas para todos.

Uno de los mayores avances en el acceso a servicios financieros en las últimas décadas ha sido el aumento significativo en la adopción de servicios digitales. Estos han tenido un impacto positivo en el acceso a cuentas bancarias, por ejemplo en Santander el 90.9 % de la población tiene acceso a estos servicios lo cual facilita las transacciones seguras, cerrar brechas de género y promover la inclusión financiera en diferentes segmentos de la población.

Según datos de la Banca de Oportunidades a septiembre de 2023, en Colombia, la brecha entre áreas urbanas y rurales es de 33 puntos porcentuales (ppt), mientras que en Santander es de 20.6 ppt, lo que destaca la importancia de abordar las disparidades regionales en la inclusión financiera. Además, la brecha de género es igual en Colombia y Santander, con 6.9 ppt, lo que subraya la necesidad de enfoques inclusivos que consideren las diferentes realidades y desafíos que enfrentan hombres y mujeres en el acceso a servicios financieros.

¿Qué se puede hacer para

mejorar la inclusión financiera?

Para abordar las disparidades en la inclusión financiera, es crucial implementar tres propuestas clave:

·      Como primera medida, la expansión de la infraestructura financiera en zonas rurales mediante la apertura de sucursales bancarias y cajeros automáticos, la disponibilidad de estos servicios permitirá la reducción de barreras de distancia y aumentar la probabilidad de uso.

·      La segunda medida es la promoción de la educación financiera en todos los niveles de la sociedad para superar sesgos cognitivos y mejorar la alfabetización financiera, esto incluye programas de capacitación en escuelas, en juntas de acción comunal y específicamente para grupos vulnerables y poblaciones rurales. Esto permitirá que las personas puedan tomar decisiones informadas sobre sus finanzas y utilizar de forma efectiva los servicios financieros disponibles.

·      Finalmente, la tercera medida es el desarrollo de productos financieros innovadores adaptados a las necesidades de diferentes grupos demográficos, esto puede incluir cuentas de ahorro flexibles, microcréditos para emprendedores locales, plataformas digitales intuitivas y fáciles de usar, para esto, es importante involucrar a las personas que usarán estas plataformas, para garantizar que los productos sean culturalmente apropiados y que se ajusten a sus necesidades.

·      Facilitar el acceso a servicios financieros tiene incidencia en la erradicación de la pobreza, seguridad alimentaria e incluso en el acceso a la educación. / Foto Envato.

·      La inclusión financiera no solo es importante para el desarrollo económico y la igualdad de oportunidades, sino también para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. Facilita el acceso a servicios financieros que ayudan a erradicar la pobreza, mejorar la seguridad alimentaria, promover la salud y el bienestar y garantizar la igualdad de acceso a la educación. Además, el desarrollo de servicios financieros digitales ha demostrado ser una forma eficaz de cerrar las brechas geográficas y de género en la inclusión financiera. Para abordar las disparidades y promover una inclusión financiera más amplia y equitativa, es importante implementar medidas como ampliar la infraestructura financiera en las zonas rurales, promover la educación financiera y desarrollar nuevos productos financieros que satisfagan las necesidades de diferentes personas. Estos esfuerzos no sólo fortalecen las economías locales, sino que también empoderan a las personas y comunidades para la prosperidad y la sostenibilidad.

Más reciente