ir al contenido
🔴
Espacio Publicitario

Relación entre el Alcalde de Bucaramanga y el Presidente Petro genera voces encontradas en el Concejo

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El alcalde de Bucaramanga, Jaime Andrés Beltrán, critica la falta de atención del presidente Gustavo Petro hacia su región. Otros miembros del consejo creen que a pesar de las diferencias ideológicas, el bienestar de los ciudadanos debería ser prioritario.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Mientras que para algunos la percepción del Alcalde de Bucaramanga frente al gobierno nacional, particularmente en lo que respecta a su relación personal con el presidente Gustavo Petro, es apenas lógica si se tienen en cuenta que al departamento de Santander lo ha dejado plantado en pasadas visitas presidenciales, para otros miembros del Concejo de Bucaramanga no es políticamente correcto asumir una posición tan cáustica.

Por Camilo Ernesto Silvera Rueda - Reacción Política / EL FRENTE

De cuando en cuando, al Alcalde de Bucaramanga Jaime Andrés Beltrán se le escuchan opiniones frente a su relación con el jefe de Estado Gustavo Petro, en las que hace inferir que hoy más que nunca la institución de la Presidencia de la República está más lejos de Santander que nunca, a pesar de que la distancia en kilómetros siempre ha sido la misma. Y no es cosa únicamente del mandatario bumangués, pues a otros gobernantes locales se les ha escuchado percepciones en el mismo sentido, sobre todo por decisiones que consideran inmersivas a las cuestiones regionales o por el contrario, la falta de pronunciamientos oportunos y de decisiones frente a graves problemáticas en los departamentos.

El tema de los incendios fue un claro ejemplo, solo bastaron algunas horas después de que los mandatarios seccionales se pronunciaran frente a la falta de acción del gobierno para que la cúpula nacional se aprestara a tomar decisiones.

“Hay cierto distanciamiento de la primera autoridad. Sentimos que se gobierna a espaldas de la región. Santander es la zona más antipetrista que tiene el país, entonces como que esa estadística la tiene el Gobierno nacional y no hay ningún interés de gobernar de cara a la ciudad. Como mandatario de toda una ciudad que gobierno, pues debo tender los puentes, pero también entiendo que estamos gobernando en un escenario totalmente disperso, donde prefieren estar hablando de la agenda en Europa y no de la agenda de los territorios”, dijo el alcalde hace pocos días.

La percepción en las calles es la misma y el Concejo de Bucaramanga es espejo de cómo se asume la polémica del relacionamiento entre la Alcaldía de Bucaramanga y la Presidencia.

Por ejemplo, para Luis Fernando Castañeda, mejor conocido como El Chumi, las reacciones del alcalde Beltrán Martínez, es apenas justificada: Me siento totalmente identificado con el alcalde de Bucaramanga creo que ahorita tenemos un presidente de la República absolutamente irresponsable con las regiones, es un presidente que incumple las reuniones importantes del país, de todos los habitantes, que no propone un debate político en medio de tantos problemas, Santander está muy perjudicado producto del intenso verano, necesitamos agua, necesitamos respuesta del gobierno nacional, y mientras tanto el Presidente de la República plantea una agenda política para lograr su reelección. Rechazo total y apoyo a nuestro alcalde Jaime Andrés Beltrán”, expresó el Chumi Castañeda.

A su turno, el Concejal Carlos Parra indicó que si bien hay distancias ideológicas, debe primar el beneficio ciudadano. “El alcalde tiene que poner las prioridades de la ciudad por encima de cualquier cosa, las vanidades son el peor consejero a la hora de tomar decisiones políticas y no puede utilizar los espacios de la alcaldía para liderar una disputa con el gobierno nacional. Hay que ocupar la posición de alcalde en donde lo que se tiene es que mirar esfuerzos para coordinar el restablecimiento del páramo de Berlín, ante la masacre ambiental que estamos viviendo. Por eso el llamado a ambos, tanto al alcalde de Bucaramanga como al presidente Gustavo Petro, es a dejar de un lado las diferencias y organizarse de manera fluida para resolver los problemas de la ciudadanía.

Por su parte, el Concejal Jorge Florez, del Pacto Histórico, fue más conciliador: “De manera respetuosa debemos llamar al alcalde Jaime Andrés Beltrán a coordinar de manera armónica con el gobierno nacional, lo que quiere el Pacto Histórico con este alcalde es que ayudemos a avanzar la ciudad y a generar mayores recursos en inversión social para el municipio de Bucaramanga”.

Sin embargo, el Nilson Mantilla, del Partido Mais, defendió la discrecionalidad de las relaciones de cada gobernante y confía en que en medio de las diferencias haya gestión eficiente para Bucaramanga.

“Siempre he defendido la discrecionalidad de cada gobernante, sin embargo lo que queremos todos los bumangueses es que las relaciones sean cordiales con el gobierno nacional, todos somos colombianos y también hay una obligación del presidente de la República con nuestro territorio”.

Por último, el concejal Andrés Felipe Díaz Arévalo, del Partido Alianza Democrática (ADA) indicó que apenas han trascurrido 30 días del año y que aún es prematuro para sacar conclusiones sobre el relacionamiento entre los dos gobernantes.

“Fundamentalmente lo que tenemos en frente es una situación en la que el diálogo debe primar, yo tengo claridad de que Jaime Andrés va a poder realizar las gestiones pertinentes ante el gobierno nacional, y la idea no es fustigar a los líderes sino preocuparnos por los temas de la ciudad, démosles tiempo a los dos gobernantes”.

Más reciente