ir al contenido
🔴

Santander sobre el aire

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El autor reflexiona sobre la necesidad de mejorar la infraestructura y servicios en los aeropuertos de Santander para impulsar la economía y mejorar la conectividad. Propone estrategias como la expansión de pistas, alianzas con aerolíneas y promoción en mercados internacionales.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

En mi columna anterior, “Santander para los Santandereanos”, reflexioné sobre cómo hemos perdido nuestra identidad desde la desaparición de marcas insignia hasta la venta de empresas locales a otros departamentos. Por ello, en esta oportunidad quiero concentrarme en otra deficiencia que, en mi opinión, afecta a nuestro departamento: las redes de movilidad. Sin embargo, no me referiré específicamente a la red vial o férrea, temas que abordaré en otra ocasión, sino a la red aérea, la cual ha sido potencialmente subestimada.

Por: Luis José Aguilar

Santander cuenta con doce aeropuertos, dos de ellos clasificados en las categorías B y C, respectivamente, por la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil (Aerocivil): el Aeropuerto Internacional Palonegro y el Aeropuerto Yariguíes. Además, existen diez aeropuertos regionales sin categoría en Barbosa, Cimitarra, El Carmen de Chucurí, Málaga, Puerto Wilches, Sabana de Torres, San Vicente de Chucurí, San Gil, Socorro y Zapatoca.

El Aeropuerto Internacional Palonegro, ubicado en el municipio de Lebrija, sirve a la ciudad de Bucaramanga y su área metropolitana. En 2023, movilizó a 2.149.425 pasajeros, según cifras de Aeropuertos de Oriente S.A.S., su operador. Esto lo convierte en el principal aeropuerto del departamento, operando varias de las rutas nacionales principales y con capacidad para recibir aviones de pasillo único y de corto y mediano alcance, como los de la familia Airbus A320 de Avianca y LATAM, los Boeing 737 de Wingo y Copa Airlines, y los aviones turboprop de corto alcance de Satena y Clic (antes EasyFly), específicamente los modelos ATR 42 y 72.

Enfrentamos desafíos significativos

A pesar de las estadísticas positivas recientes del aeropuerto Palonegro, se han perdido o suspendido rutas importantes, como la operada por la aerolínea de bajo costo Spirit Airlines hacia Fort Lauderdale (Estados Unidos), debido al bajo flujo de pasajeros.

Este tipo de eventos subraya que, aunque el crecimiento y las estadísticas pueden mostrar una tendencia generalmente positiva, aún enfrentamos desafíos significativos que deben abordarse para asegurar la sostenibilidad y expansión a largo plazo del aeropuerto. Es fundamental comenzar a planificar una segunda pista más extensa, con capacidad para operar aviones de mayor tamaño, y promocionar activamente el aeropuerto en mercados internacionales para atraer nuevas aerolíneas y aumentar el tráfico de pasajeros.

Por otra parte, el Aeropuerto Yariguíes, ubicado en Barrancabermeja, movilizó a 145.540 pasajeros en 2023, también bajo la operación de Aeropuertos de Oriente S.A.S. Esto lo convierte en el segundo aeropuerto más importante del departamento. Sin embargo, la baja demanda de ciertas rutas y la pandemia de COVID-19 llevaron a la suspensión de varias operaciones, incluyendo vuelos de LATAM a Bogotá y Bucaramanga, y de EasyFly y Avianca a Bucaramanga y Cúcuta, respectivamente.

Crucial la implementación de estrategias

Por lo que, a la fluctuante demanda de rutas, es crucial la implementación de estrategias diversificadas y creativas para adaptarse y aprovechar nuevas oportunidades, como explorar mercados alternativos, fortalecer alianzas con aerolíneas, y aumentar la inversión en marketing y tecnología. Además, las mejoras en infraestructura, como la expansión de la pista a un tamaño similar a la actual del Aeropuerto Palonegro, son esenciales.

Finalmente, los aeropuertos regionales, que no cuentan con la infraestructura y las certificaciones necesarias para recibir vuelos comerciales de gran escala, están diseñados para operar aeronaves de pequeño y mediano porte. Tras la reciente reinauguración del Aeropuerto de los Pozos de San Gil, este ha vuelto a ser relevante en las rutas aéreas nacionales, operando vuelos de Pacífica de Aviación con el modelo Let L-410 Turbolet hacia Medellín y Bogotá.

Es por eso que es esencial abordar la falta de infraestructura adecuada y las certificaciones para operar de manera segura y eficiente. Priorizar el desarrollo de un plan integral para mejorar estas instalaciones es crucial, incluyendo la modernización de pistas, torres de control y terminales, y la implementación de tecnología avanzada para la navegación y seguridad aérea.

Atención inmediata y estrategias

Siendo así, Santander presenta un panorama aeroportuario diverso y funcional que enfrenta varios desafíos que demandan atención inmediata y estrategias a largo plazo para garantizar su desarrollo sostenible. La implementación de mejoras en infraestructura, la promoción activa en mercados internacionales y una gestión proactiva son esenciales para optimizar el servicio que estos aeropuertos ofrecen. Mientras el Aeropuerto Internacional Palonegro y el Aeropuerto Yariguíes continúan siendo pilares en la conectividad regional y nacional, los aeropuertos regionales requieren una intervención significativa para elevar sus estándares y capacidades operativas.

Estos esfuerzos no solo mejorarán la competitividad de los aeropuertos de Santander, sino que también fortalecerán el tejido económico y social del departamento, ademas de llamar la atención de posibles aerolíneas y rutas, así como de aumentar la demanda de vuelos. Reflejando un compromiso con el progreso, la calidad y la oferta en el transporte aéreo para hacer un “Santander sobre el aire”.

Más reciente

ÚLTIMA HORA. Falleció Omar Geles

ÚLTIMA HORA. Falleció Omar Geles

Lamentamos informar la triste noticia del fallecimiento del maestro Omar Geles. A los 57 años de edad, el reconocido cantautor vallenato Omar Geles Suárez falleció debido a un paro respiratorio. El artista fue trasladado de emergencia a la Clínica Erasmo en la ciudad de Valledupar, pero lamentablemente murió minutos después