ir al contenido

Exalcaldesa de San Vicente de Chucurí se declara víctima de un complot político

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

La exmandataria Emilce Suárez Pimiento recibió a las autoridades con resignación y sin oponerse a la acción de la justicia. Desde ese instante quedaba presta a cumplir una condena de seis años de prisión impuesta por la Corte Suprema de Justicia por hechos que corresponden a su mandato, ejecutado entre el 2008 y el año 2011. Sin embargo, tras su detención se manifestó con la conciencia tranquila y con la seguridad de que pronto saldrá a la luz la verdad, refiriéndose a que fue víctima de una conjura atizada por el odio con fines políticos..

Por Camilo Ernesto Silvera Rueda - Redacción Política / EL FRENTE

De acuerdo con el expediente elaborado por entonces por la Unidad de Delitos Contra la Administración Pública, el contrato que hoy tiene a la exmandataria en una celda tuvo una cuantía de $1.000’000.000 y supuestamente cubriría las necesidades de agua potable de tres veredas y más de 100 familias. Sin embargo, la obra se convirtió en un fiasco y tras la acción de la justicia el contratista y el interventor también fueron condenados por estos hechos, los mismos en los que la exalcaldesa Suárez Pimiento ha manifestado siempre que no tuvo nada que esconder, pues pese al fracaso de la obra asegura que actuó con rectitud y transparencia, incluso logrando demostrar esto en la Corte, razón por la cual logró una disminución sustancial en la condena.

Sin embargo, de acuerdo con lo que argumentó el fiscal del caso en el expediente, el acueducto que beneficiaría a San Vicente de Chucurí en realidad era un lote abandonado con un tanque en pésimo estado por la humedad y tubería averiada.

Tras las denuncias efectuadas entonces por la comunidad, el juez Promiscuo del Circuito de San Vicente de Chucurí acogió los argumentos de una fiscal de la Dirección Especializada contra la Corrupción y sentenció, inicialmente, a 14 años de prisión a la exalcaldesa de esa población, Emilce Suárez Pimiento. Sin embargo, tras las respectivas apelaciones, la sentencia contra la exmandataria logró disminuirse a 6 años de prisión.

Por estos hechos también fue condenado Libardo Angulo Rojas (representante legal del consorcio Lizama III) sentenciado a 9 años en centro carcelario. Fue acusado por los delitos de peculado por apropiación y falsedad en documento público.

Igualmente, fue sentenciado Edgar Uribe Schroeder (interventor) condenado a 9 años de prisión por los delitos de peculado por apropiación y falsedad documento público. Según la investigación, esta persona no verificó ni vigiló la correcta ejecución de las obligaciones surgidas en el contrato. Uribe Schroeder recibió beneficio de detención domiciliaria.

Así fue el contrato

El 12 de diciembre de 2008, fue suscrito el contrato número 102 entre la entonces alcaldesa de San Vicente de Chucurí, Emilce Suárez Pimiento, y el representante legal del Consorcio Lizama III, por valor de mil ciento diecinueve millones ciento cuarenta mil ochocientos ochenta y nueve pesos ($1.119.140.889). El objeto era la construcción del acueducto para las veredas Tempestuosa, Caño Tigre y la Siberia, en las que viven más de 100 familias que nunca han tenido agua potable.

Con preocupación, la comunidad se percató que el periodo de la entonces alcaldesa terminó y no recibieron el servicio tan esperado, así que denunció ante la Fiscalía.

En las indagaciones se estableció que la señora Emilce Suárez Pimiento, en calidad de alcaldesa, contrató sin previa autorización del concejo municipal, contrario a la ley; asimismo, liquidó y terminó el contrato sin verificar el cumplimiento, es decir que no constató que el acueducto funcionara.

Adicionalmente, la Fiscalía demostró que no fueron comprados materiales de calidad ni se contó con personal idóneo para la ejecución de obra, por esta razón la tubería se estalló en una prueba porque no aguantó la carga hidráulica. Finalmente, quedó documentado que jamás se cumplió con el objeto del contrato, pero sí fue pagado en su totalidad.

En la audiencia de juicio la delegada de la Fiscalía manifestó: “el reproche es directamente hacia el no cumplimiento del objeto contractual que conllevó una inversión inútil por parte del Ministerio de Vivienda y del municipio, en una obra que nunca se puso en funcionamiento y que sí afectó a la comunidad”.

La exmandataria local rompe su silencio en EL FRENTE: “La justicia divina me dará la razón”

Tras conocer la condena en su contra, la exmandataria de San Vicente de Chucurí, Emilce Suárez, condenada por un caso de corrupción durante su mandato (2008-2011) se pronunció sobre los hechos e indicó que si bien acepta la decisión de la justicia se confiesa inocente, con la frente en alto y con la convicción de que actuó en favor del beneficio de su comunidad.

“Yo Emilce Suárez Pimiento, ex alcaldesa y líder social de nuestro amado San Vicente de Chucuri, he sido testigo de la importancia de la integridad y el servicio a lo largo de mi vida pública. Cada acción y decisión tomada durante mi mandato como alcaldesa estuvo guiada por el compromiso con el bienestar social de nuestras comunidades, la ejecución de grandes obras y el respeto a los principios democráticos que tanto valoramos”, indicó la exmandataria local para defender su gestión.

“Igualmente, me permito manifestarles a todos ustedes que, a pesar de la tristeza que me embarga, me siento tranquila y segura de haber dejado huella en mi querido San Vicente de Chucuri, tierra que me vio nacer.

“Durante mi gobierno, muchas obras ejecutadas lograron un importante desarrollo y mejoramiento de las condiciones de vida de nuestras comunidades. A mis detractores, que no son muchos y solo se dedicaron a perseguirme por envidia, odio y ese machismo tan marcado, les incomodaba ver el cariño y respaldo que mucha gente siempre me ha demostrado.

“Hoy, después de ver este fallo y el salvamento de voto de los dos magistrados, pude darme cuenta de la manera en que se me juzgó y se me defendió. Por ello, sin sentir el más mínimo rencor, quiero decirles a todos que acataré esta decisión, siendo respetuosa de las leyes y de las decisiones judiciales. Muy seguramente, más adelante, se darán cuenta de cuál fue la realidad de toda esta historia. La justicia divina nos dará la razón sobre la injusticia que se ha cometido conmigo.

“Con mi conciencia tranquila y segura de que, ante Dios, mi familia y las personas que conocen mi actuar, soy inocente. Agradezco a todos mis amigos, en lo más profundo de mi corazón, por toda la solidaridad y las palabras de cariño y apoyo brindadas en estos momentos tan difíciles para mi y mi familia debido a esta gran injusticia.

“A todos ustedes, les reitero mi gratitud perenne y la tranquilidad del deber cumplido como alcaldesa popular. Que el tiempo, que todo lo puede, permita demostrarles que jamás se equivocaron en apoyarme y respaldarme.

Más reciente