ir al contenido
🔴

Senador santandereano será el ponente de ley que pretende prevenir muerte por parásitos en piscinas

‼️ Envianos tu denuncia o noticia
Versión Beta Reportar error

Resumen

El senador Gustavo Moreno presentó un proyecto de ley para mejorar la protección a los turistas en piscinas y jacuzzis públicos, llamado Ley Estefanía. La iniciativa busca realizar rigurosos exámenes periódicos microbiológicos a estas áreas para prevenir enfermedades.

Generado por Inteliegenica Artifical (OpenAI)
Espacio Publicitario
+ Google Noticias
+ Canal WhatsApp

Un proyecto de ley, a través del cual se busca establecer normas más dinámicas de protección a turistas, especialmente a menores de edad, niños y niñas, que utilicen piscinas o jacuzzis de uso masivo, fue presentado ante la secretaría general del Senado de la República.

El Senador Gustavo Moreno, del Partido Alianza Social Independiente, es el autor de la iniciativa a la que llamó Ley Estefanía, en honor a la niña que falleció el año pasado tras de resultar contagiada por una bacteria adquirida a través de las fosas nasales, después de utilizar una piscina de gran afluencia.

De acuerdo con el Senador Moreno, el proyecto de ley refuerza la ley 1209 de 2008, “Que simplemente dice que una piscina debe tener una persona pendiente, un flotador, pero no habla de la calidad de agua, que generalmente está contaminada”.

La iniciativa busca que dichas piscinas y jacuzzis sean sometidas a rigurosos exámenes periódicos de tipo microbiológico con debido mantenimiento, para evitar baterías y agentes patógenos que pueden infectar a las personas y provoquen tragedias con la sucedida con la niña Estefanía Villamizar, quien murió por una infección adquirida vía nasal después de estar en una piscina.

Un caso extraño

La niña de 10 años falleció el pasado 28 de julio de 2023 luego de luchar por su vida por 24 días en la UCI debido a una infección por un parásito conocido como ‘come cerebros’, con el cual tuvo contacto mientras vacacionaba en Santa Marta.

A pesar de un intenso esquema de tratamientos, su estado se deterioró hasta llegar a un coma y posterior muerte cerebral, lo que finalmente causó su deceso.

El diagnóstico inicial de Estefanía Villamizar fue de otitis pero evolucionó rápidamente hacia una aparición de síntomas de una supuesta meningitis autoinmune. Según comenta Juan David Villamizar, padre de la menor, los médicos intentaron aplicar distintos tratamientos siguiendo los protocolos establecidos, sin embargo, ningún esfuerzo médico pudo contener la progresión de la ameba.

Los exámenes post mortem confirmaron la presencia de la ameba mortal, el padre de la víctima informó que los resultados de los estudios decretaron que la enfermedad era una meningoencefalitis amebiana primaria, que había contraído su hija por una ameba que se reproducía en aguas dulces como lagos, ríos, piscinas o jacuzzis.

Juan David Villamizar relató que el caso de su hija era inusual: “Son como 130 casos a nivel mundial que le tocó a ella, la verdad (...) Hicieron exámenes y les arrojó como una meningitis y se seguía agravando. Los médicos de la Clínica empezaron a hacer todos los protocolos para atacar ese tema después de los diferentes diagnósticos que estaba teniendo, no dieron resultado y después pensaron que era una meningitis autoinmune, o sea, que su propio cuerpo estaba atacando las células”.

Evitar más muertes

Tatiana Villamizar, madre de la menor fallecida, agradeció al Congreso de la República y al Senador Gustavo Moreno por establezca la Ley Estefanía, a través de la cual piscinas y jacuzzis de uso masivo sean controlados de manera rigurosa con exámenes profundos microbiológicos, “Para que de esa manera evitemos dolorosas tragedias como la muerte de Estefanía”.

Se recuerda que la menor fue a pasar vacaciones en un centro turístico, pero lamentablemente adquirió una grave infección en una piscina, al perecer con escaso control de sus aguas, y falleció a los pocos días víctima de un parásito letal.

Más reciente